Eyefi Mobi Pro de 32Gb, tras unos meses de uso…


Hay reviews que son más útiles con un tiempo considerable de pruebas detrás. Ha pasado más de 3 meses con nosotros, trabajando intensamente con esta pequeña en sesiones profesionales, y los resultados han sido bastante buenos. Podemos decir que esta es, quizá la mejor tarjeta wi-fi del mercado, muy por encima de sus hermanas domésticas las Eyefi Mobi y algo mejor que su versión anterior, la cual no llegó nunca a España de forma oficial, la Eyefi Pro X2. Veremos paso a paso como es este dispositivo y qué podemos esperar de él.

Qué es una tarjeta wifi

Hace ya algunos unos años, surgió una generación de tarjetas con conectividad inalámbrica wifi, como respuesta a la necesidad de compartir nuestras imágenes tanto a redes sociales, como a clientes en el entorno profesional, o simplemente como un backup en la nube incluso cuando una red Wi-Fi no está disponible. Al principio estas tarjetas no servían de mucho en el mundo profesional, pero si daban la posibilidad de publicar imágenes en tiempo real en redes sociales, ideal para aquellas cámaras que no disponían de conectividad wifi, que hace 4 o 5 años eran la mayoría. Ha pasado el tiempo y hoy cada vez más cámaras tienen esa conectividad inalámbrica, pero muchas siguen teniendo algunos puntos flacos y estas tarjetas han evolucionado tanto que han conseguido llenar un hueco enorme en las carencias de algunas App. de cámaras con wifi, y por supuesto permiten trabajar, en parte, de forma inalámbrica a cámaras profesionales y no profesionales, que carezcan de wifi. Un buen ejemplo es la Canon 5DmkIII o la Nikon D810, ambas cámaras son modernas y no tienen wifi, aún siendo de las más vendidas. Estas tarjetas básicamente transfieren los archivos que la cámara almacena en ellas mediante su transmisor wifi incorporado. Lo hace a todo tipo de dispositivos, como son smartphones, tabletas, o portátiles, y por supuesto en multiplataforma.

La Eyefi Mobi Pro de 32Gb

Es sin duda la última versión en salir a la luz, y es la más potente de todas. Ofrece 32 GB de almacenamiento, soporta transferencia de archivos RAW, y una función que permite al usuario elegir selectivamente qué fotos quiere subir y cuales no (solo desde ordenador). Cuando se utiliza en una red WiFi doméstica o profesional, la Mobi Pro permite a los usuarios transferir imágenes a muy alta velocidad, pero cuando no hay una red establecida, crea su propio punto de acceso directo Wi-Fi también rápido, por lo que siempre es posible obtener imágenes desde la tarjeta SD a un dispositivo iOS, Android o PC/Mac. Podéis encontrar la EyeFi Mobi Pro 32Gb por un precio aproximado de 79€

Eyefi Mobi Pro Review Español

La caja de la EyeFi contiene una tarjeta de 32GB de Clase 10 y tipo SDHC WiFi, incorpora un adaptador de tarjeta SD a USB, que se utiliza para configurar la tarjeta Mobi, más una tarjeta de activación que permite usar la EyeFi con aplicaciones de Escritorio y S.O. móviles. La tarjeta también permitirá a los usuarios, suscribirse por un año a los servicios en la nube EyeFi Cloud, con subida de fotos y almacenamiento ilimitados, tras el período incluído será de pago.

Configuración y uso

La configuración se hace en pocos y sencillos pasos, podemos consultar más información desde la guía de inicio rápido disponible en la web del fabricante. Para la conexión de la tarjeta Mobi Pro a un dispositivo móvil, antes se requiere la descarga de la App. “EyeFi” disponible de forma gratuita en las tres plataformas móviles mayoritarias (enlaces más abajo). Una vez instalada, la aplicación solicita el código de activación, incluido en la caja, se le solicitará la autorización de instalación de un archivo de perfil o control de sistema para permitir que el terminal pueda reconocer la tarjeta Mobi Pro. A partir de ahí, colocamos la tarjeta SD en la cámara y disparamos varias fotos. Con la cámara aún encendida elegimos en nuestro terminal la red wifi generada por la tarjeta. Introducimos por esta primera vez el código de activación como contraseña. Abrimos la App. y las fotos empezarán a descargarse en nuestro terminal. Para la conexión de la tarjeta Mobi Pro en un PC/Mac es un proceso similar, que implica la descarga de la aplicación EyeFi Mobi de Escritorio, disponible para Windows y OSX. Siguiendo varias de las mismas medidas de activación que hicimos para nuestro smartphone, en mi Mac, obtuve sólo una mini aplicación accesible desde la barra de menú. Al conectar la tarjeta EyeFi en el Mac con el adaptador USB incluido hace aparecer algunos ajustes de configuración avanzada, que permiten agregar una red domestica o profesional de un router wifi cercano, para así subir fotos en casa o en la oficina de forma sencilla.  Si teníamos el anterior modelo de la tarjeta EyeFi Pro X2, nos pedirá que desinstalemos todas las aplicaciones referentes a este modelo, cosa que nos parece un fallo por parte del fabricante, ya que te obliga a elegir un modelo con el que trabajar. Advierten que mantener ambas aplicaciones provoca incompatibilidades e inestabilidad de las aplicaciones. En este sentido debemos “darles un tirón de orejas” Además en la nueva aplicación es más complicado gestionar y configurar redes wifi, cosa en la anterior versión la EyeFi Pro X2 era realmente sencillo de hacer.

EyeFi iOS….. EyeFi Android…..EyeFi WP

EyeFiCanon

Compatibilidad

Una de las grandes ventajas de este dispositivo es su gran compatibilidad, como tarjeta de memoria es compatible con casi todas las cámaras que tengan un zócalo del tipo SD y soporten 32Gb de memoria. La mayoría de las cámaras van a permitirle enviar vía wifi sus archivos según se van almacenando en ella, pero hay algunas cámaras que además son capaces de gestionar tanto la conexión wifi de la tarjeta, desde sus propios menús, como el encendido y el apagado de la tarjeta. Esto nos hará ahorrar mucha batería en determinadas ocasiones, ya que cuando trabajamos con una cámara que no gestiona la conexión de la Mobi Pro, ésta tiene permanentemente habilitada su actividad de transferencia inalámbrica, mientras se pasan los archivos. Esto supone un gasto energético considerable que afecta al rendimiento de la batería. Después de 30 segundos sin actividad la tarjeta se desconectará pos sí sola (El gasto de batería es más acusado usando archivos RAW, por ser más pesados y lentos de transferir). Cuando trabajamos con cámaras que si gestionan la conexión, podemos apagar la transmisión de datos cuando queramos y activarla de nuevo, ademas de poder ver y seguir los puntos de acceso SSID de los router Wifi a los que se conecta la tarjeta. Modelos profesionales populares como la Canon 5DmkIII, la Nikon D800E o la SONY Alpha 7R entre otras, si tienen esta posibilidad. Comprueba en este enlace cual es la Compatibilidad de vuestro modelo de cámara.

…hay algunas cámaras que son capaces incluso de gestionar tanto la conexión wifi de la tarjeta, desde sus propios menús, como el encendido y el apagado de la tarjeta.

¿Y para qué sirven estas tarjetas?

Puedo diferenciar dos usos fundamentales. Para mi el más importante es el uso profesional que le doy, me sirve para transmitir imágenes desde mi Canon 5DmkIII  (sin conexión wifi) al iPad Air, con el que puedo revisar las tomas y con mucha calidad gracias a su pantalla de alta densidad de puntos. Incluso puedo enviar alguna preselección por mail a mi cliente si éste no se encuentra en el estudio conmigo. Es muy habitual que mientras la producción se hace en Madrid, la agencia de publicidad supervise la sesión desde Barcelona. Esto lo hacemos mucho en sesiones de producto para el Diario AS y el El Pais por ejemplo. Una vez chequeado el material por el cliente dan las tomas válidas y éstas se descargan en RAW y se envían para su postprocesado. Otro ejemplo de usabilidad sería cuando cubres eventos para publicaciones o prensa. Te exigen el trabajo prácticamente al terminar el evento, pero con el auge de las redes sociales, ahora suelen pedir también algunas fotos en tiempo real, es decir a medida que ocurren cosas interesantes, se han de publicar esas imágenes en los medios online, por eso enviar el trabajo directamente a la sede de la publicación mientras el trabajo está en marcha es un plus.

App EyeFi Mobi Pro Review

Otro uso que podemos darle a estas tarjetas es, obviamente de tipo personal. En tiempo de ocio podremos compartir nuestras fotos a cualquier red social, pasarlas por nuestra App. favorita de retoque en la tableta o el móvil y publicar de forma inmediata. Además estas tarjetas cuentan con servicios en la nube gratuitos y de pago en función de sus opciones y características, que nos servirán de BackUp o para compartir álbumes de un modo diferente.

Lo que nunca hará esta tarjeta es visualizar remotamente una toma mediante el modo Live view de la cámara, lo digo porque hay quien me pregunta por ello y la respuesta es tajante, esta tarjeta solo sirve para transmitir imágenes ya hechas.

Conclusión

La ventaja más evidente de estas nuevas tarjetas “Pro” tanto la Eyefi Mobi Pro como la Eye fi Pro X2 con respecto a las domésticas es que permiten la transferencia de archivos en formato RAW y QT además del JPEG, y a velocidades muy interesantes. Es una tarjeta SDHC de clase 10, por lo que es compatible con velocidades de lectura y escritura rápidas. Esto significa que se puede grabar vídeo en resoluciones HD 1080p o hacer ráfagas bastante rápidas RAW en cámaras de buena resolución. Físicamente, la tarjeta es muy similar cualquier SD estándar, y hay que decir que este nuevo modelo tiene pinta de ser más duradera que la generación anterior EyeFi Pro X2, propensas por cierto, a la rotura de su carcasa. Como en la mayoría de las SD, tiene el interruptor de protección de escritura física en el lateral. Su alta velocidad permite una de las nuevas características únicas para la Mobi Pro, que es la transferencia selectiva, le permite al usuario elegir las fotos que desea sincronizar con sus dispositivos. Con las tarjetas EyeFi anteriores, subir fotos era en plan todas o ninguna. Para utilizar la transferencia selectiva, necesitarás habilitarla usando la aplicación en el ordenador y luego hacer la selección de las fotos.

A la hora de trabajar con estas tarjetas, una de las preocupaciones del fotógrafo es la velocidad de trabajo que alcanzan, pues bien, en transferencia de imágenes JPG la velocidad es muy alta y pienso que suficiente para una sesión profesional con cliente, eso si, dependerá del tamaño de los jpg y del tipo de trabajo. ¡No todo vale para todo!. Para una sesión de foto publicitaria, lo que hago yo es trabajar con dos tarjetas simultáneas, una tarjeta CF de 32Gb y una EyeFi Mobi Pro de 32Gb. En la tarjeta CF almaceno los archivos RAW y en la tarjeta EyeFi almaceno los JPG pero ajustados desde cámara a un tamaño reducido del 50%. Esto me garantiza que las imágenes tienen aún buena resolución (2850 px. de ancho) y que puedan transmitirse a un ritmo mínimo de 1 imagen cada 2 segundos a mi iPad Air. El único inconveniente que he podido encontrar a la hora de trabajar así, y es algo que creo pueden mejorar con actualizaciones, sería la gestión de energía, ya que si durante 30″ después de enviar la última foto, no haces más tomas, la tarjeta se desconecta y pierde el enlace wifi con el iPad. Al hacer la siguiente toma tarda demasiado tiempo en reiniciarse la conexión y normalmente tienes que volver a seleccionar manualmente la red para la descarga inmediata de la última toma. Esto puede ser un poco lento en ocasiones y es más o menos acusado según el dispositivo; por ejemplo, con el iphone es muy molesto, pero con el iPad es mucho más ágil. Sin embargo esta forma de trabajar en una sesión de moda es perfecta, ya que por lo general la velocidad de las tomas es más constante y fluida, en este caso no habrá ningún problema.

En resumen es un gran producto que cubre muchas de las necesidades en una sesión profesional o por qué no en nuestro día a día personal. Te evitarás tener que llevar tu portátil para disparar una sesión en modo “Tethering” Es económica y muy compatible. Si como vamos viendo, el fabricante sigue puliendo el software, será una opción imbatible frente a otras soluciones de conectividad.

Datos técnicos

• Velocidad de transmisión de datos de clase 10
• Transmite archivos RAW y JPG
• Capacidad de almacenamiento: 32GB
• Velocidad máxima de lectura: 13MB/s - Velocidad max. de grabación: 23MB/s
• Dispone de red integrada: 802.11 b/g/n WiFi, 2.4Ghz
• WPA / WPA2-PSK, WEP 64/128 Wi-Fi Security
• Alcance de la red WiFi, en interiores unos 10 m., en exteriores unos 25 m., depende mucho de la cámara que la albergue.
• La red WiFi creada ofrece conexión WPA / WPA2-PSK y encriptación de seguridad tipo WEP 64/128.
• A los 30″ de finalizar la transferencia la tarjeta se desconecta de forma automática para evitar gasto de energía adicional.
• Con Eye-fi Cloud se puede hacer un “backup” o recuperación de datos de las fotos directamente al servidor Cloud privado.

Contenido del paquete:

• 1 x Tarjeta de memoria SD wifi Mobi Pro de 32Gb
• 1 x Adaptador USB con entrada SD
• 2 x Tarjeta de activación con 1 año de suscripción a EyeFi Cloud

  


Agradecemos el material suministrado para las pruebas a Fotoalpesa, donde pueden adquirir esta tarjeta en su tienda online:

Fotoalpesa.com

 

Pruebas realizadas con el siguiente equipamiento:
Cámaras: Canon EOS 5DmkIII, - Fuji XT1

Si quieres ver nuevas “review” o comparativas como ésta, suscríbete en nuestra página de Facebook y dale a “Me gusta” para estar al corriente de nuevas publicaciones.


Pablo Gil Fotografia publicitaria gastronomica

Pablo Gil  Fotógrafo publicitario y gastronómico, con más de 16 años de experiencia en el sector audiovisual, formado con los mejores fotógrafos nacionales en la escuela EFTI de Madrid y en el N.A.D. de Montreal. Actualmente colaboro desde mi productora audiovisual, Kamándula Producciones (2011), con agencias de publicidad, otras Productoras y Postproductoras del sector, realizando proyectos como Fotógrafo, Director de Fotografía y Supervisor de VFX Digitales.

Puedes seguirme en redes sociales:         


© 2015 Kamándula Producciones. Pablo Gil 


Comentarios (4)

  1. José Vicente

    Hola, genial la review. Me ha servido de mucho. Estaba pensando en comprar una tarjeta wifi y ahora tengo claro cual. Mi única duda es si come realmente mucha batería a la cámara. Tengo una 5D3
    Gracias.

    Responder
    • Kamandula

      Hola José, evidentemente esta tarjeta consume más recursos que una normal, pero la vida de la batería en una cámara grande tipo la 5D3 se nota poco, sobre todo teniendo en cuenta que puedes gestionar el encendido y apagado de la tarjeta desde el menú de cámara. En otras cámaras la tarjeta se desactiva a los 30″ de cesar la actividad.

      Un saludo.

      Responder
    • Kamandula

      En principio se realiza a través de su servicio en la nube, no he visto que tenga la opción por el momento de hacerlo por terceras partes. Aunque como esto es una cuestión de software en cualquier momento podría implementarse.
      Saludos.

      Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR