Hasselblad X1D Review en Español


Algo profundo debe estar cambiando cuando el concepto “sin espejo” llega de esta forma tan contundente al segmento del medio formato. Desde que se anunció esta cámara he deseado tenerla, fue quizá un flechazo. Sabiendo que incorpora el fantástico sensor CMOS de 50Mpx de SONY en su interior, idéntico al de la H6D, solo había que tener en cuenta lo demás… y si, hay mucho más que un sensor!

Será siempre recordada como la primera cámara digital de formato medio sin espejo. Quizá también la recordaremos como la más ligera y la más pequeña de su clase, aunque para muchos será simplemente la más bonita. Sin duda sigue lejos de ser económica, aunque se aproxima a una horquilla de precios más que interesantes si las comparamos con la misma Hasselblad H6D/50C y la Phase One XF, que rondan los 25.000€. Gracias a la amabilidad de Robisa y Fotografiarte, he podido probar en varias ocasiones esta cámara, siendo testigo incluso de como ha evolucionado desde los primeros modelos de preproducción de finales de otoño de 2016, hasta los últimos que ya se han ido colocando en los escaparates con gran éxito de ventas. Esta review viene ahora que ya tenemos un producto sólido, en linea de producción a toda máquina y con un firmware más robusto. Ha sido un camino complejo, lleno de retos para la marca, ya que no es nada fácil meter el corazón de una H6D en una caja tan pequeña. Hacerla práctica y a la vez bonita, una ardua tarea; pienso que muy bien conseguida y en unas circunstancias financieras “complejas” para la compañía.

Diseño Desing Hasselblad X1D

DISEÑO Y ERGONOMÍA

No recuerdo haber oido a nadie decir que esta cámara es fea, a primera vista simplemente enamora. El diseño es simple, sencillo y elegante; con lineas depuradas y materiales de calidad, que recientemente han conseguido el Premio “Best of the best” RedDot Award 2017. Está construida a mano con precisión artesana de un solo bloque compacto y robusto. Hace honor al minimalismo, ya que incluye los controles justos, (quizá no le vendría mal alguno mas…), pero los que hay están muy bien pensados. Destaca el sistema de bloqueo de la rueda de selección de modos, si la hundimos se extrae permitiendo el giro, y si la volvemos a hundir se queda retraída sin que podamos accidentalmente modificar el modo de trabajo. Todos los controles están complementados con una enorme pantalla táctil capacitiva, al más puro estilo Iphone y con un interface realmente ágil, visual y bonito. Está todo tan bien pensado que no vas a necesitar el manual de instrucciones para manejar la cámara, si te la dejan, en 10 minutos sabrás donde esta todo, sin mas…

El agarre es simplemente perfecto, se siente conectada a la mano, gracias a la magnífica y voluminosa empuñadura que tiene, hace que sientas la cámara como una extension de tu mano

La primera impresión no es tan ligera como esperas, pero es solo una sensación, porque en realidad pesa menos que muchas DSLRs de gama media (unos 700gr. aprox.). El agarre es simplemente perfecto, se siente conectada a la mano, gracias a la magnífica y voluminosa empuñadura que tiene, hace que sientas la cámara como una extension de tu mano. Una cámara realmente bien equilibrada, aunque cuando uses ópticas como el 120mm como es normal cabeceará hacia delante. Lo que más me ha sorprendido ha sido, poder manejar esta cámara de medio formato con una sola mano, increíble, y me lancé sin dudarlo a hacer “Street Photography” con ella… sorprendente y muy gratificante. No es un hecho sin importancia, que las cámaras de medio formato digitales, se metan de lleno en la foto callejera es algo que va a pasar a partir de ahora con modelo como este. AF Tactil Hasselblad

Después de usar gran variedad de cámaras sin espejo, sientes que el menor tamaño y peso de éstas, te da alas a la hora de disparar. Quizá siendo menos riguroso técnicamente, porque basicamente piensas en apuntar y disparar. Ojo, porque con las cámaras de sensores grandes y de alta resolución, debes tener cuidado con la trepidación. La X1D te hace sentir muy libre, pero has de disparar con manos firmes y a menudo con velocidades más altas de lo normal, para tener esa nitidez extrema. Esto no es un fallo, es algo común a todas las cámaras de alta resolución, incluso de 35mm como la Canon 5DSR o la SONY A7R2, aunque ésta última lo soluciona bien con un estabilizador interno del sensor.

EL ENFOQUE AUTOMÁTICO

Típico del medio formato ese único punto de enfoque central…, pues una de las grandes expectativas sobre la X1D era ver como resolvía esto. Durante la mayoría de las versiones de preproducción que pude probar, estaba activo sólo el punto central de AF, pero desde Hasselblad aseguraban múltiples puntos AF inminentes. Así fue, ya en las versiones de firmware de marzo se habilitaron los 35 puntos que hay disponibles en la actualizad, los cuales cubren gran parte del visor y que en el futuro podría mejorarse aún más con nuevas actualizaciones de firmware. Ojalá también puedan permitir el ajuste del tamaño de los puntos AF, ya que a veces es difícil enfocar elementos pequeños dentro de una escena. La selección de diferentes puntos AF es sencilla, bien a través del panel táctil o bien girando cualquiera de los diales.

¿Y de velocidad…? Si la comparamos con la H6D, una cámara tranquila para estudio, quizá lenta para salir a la calle, la X1D aporta un AF sensiblemente más rápido. De hecho la saqué a la calle por El Centro de Madrid con resultados sorprendentes. La velocidad de AF resulta suficiente en la mayoría de situaciones, incluso con luminosidad limitada. Es cierto que sufre en situaciones de muy baja luminosidad y contraluz. Por supuesto no es tan rápida como una DSLR, lo cierto es que es más lenta.

Sensor X1D Hasselblad Review Español Spanish

Sensor y Lentes “pata negra”

Es el punto fuerte de la cámara, un magnífico binomio entre el sensor CMOS de Sony y las nuevas ópticas XC de Hasselblad, con las que se ha hecho un trabajo asombroso. He trabajado con varias cámaras de medio formato, incluso con la nueva H6D que utiliza este mismo sensor de 50 MP… y realmente no veo diferencias evidentes entre ellas. Este sensor cuenta con 14 paradas de rango dinámico, 16 bits de profundidad de color y tiene un nivel de ruido muy controlado, pudiendo trabajar incluso a más de ISO 6400 con suficiente calidad, algo poco frecuente en el medio formato y que resulta muy útil cuando salimos del estudio. La capacidad de recuperar sombras y altas luces es algo impresionante. Una capacidad muy superior a la de cámaras con sensores APSC y 35mm, realmente esto marca las diferencias, junto con la profundidad de color superior de 16 bits. Los cielos profundos y los tonos de piel son los más beneficiados con esta calidad de imagen superior.

Este sensor cuenta con 14 paradas de rango dinámico, 16 bits de profundidad de color y tiene un nivel de ruido muy controlado, pudiendo trabajar incluso a ISO 6400 con suficiente calidad.

Por supuesto estos tipo de sensores exigen una calidad de ópticas altísima. Hasselblad a puesto encima de la mesa un sistema completamente nuevo, pensado para trabajar en estudio pero también en la calle, con una bayoneta más cerrada, que además sella herméticamente la cámara, dejándola a salvo de salpicaduras y polvo.

Lentes XCD Hasselblad Review

Por el momento hay 3 lentes disponibles, que son extremadamente agudas y con un control de aberraciones cromáticas y un contraste excelentes. En unas pocas semanas tendremos una cuarta lente, el 120mm macro, que promete ser una herramienta perfecta para hacer fotos de retrato, producto, gastronomía y claro, fotos macro de naturaleza entre otras. Son lentes muy bien construidas, elegantes y de diseño similar a la serie H, pero algo más ligeras. Mantienen además la filosofía del medio formato, con el obturador central circular en la propia óptica. Lo cual nos sigue permitiendo sincronizar flashes hasta 1/2000 sin usar “trucos” como el HSS. Hasselblad además ofrece un adaptador económico para acoplar todas las lentes de la serie H en la X1D. Un acierto enorme que aporta toda la capacidad del sistema H de Hasselblad. Perfecto para quienes ya usan modelos Hasselblad H6D y anteriores.

Pantalla, Menús y EVF

La pantalla táctil que han implementado es francamente impresionante, lástima que no sea articulada, eso le habría dado un punto más en cuanto a ergonomía. Aún así, creo que es de las mejores pantallas táctiles que he podido probar y no solo porque se ve muy bien, incluso a pleno sol, es simplemente espectacular.
El punto menos positivo es la sensación de retardo que sientes desde que aprietas el botón hasta que vuelves ver imagen. Hay trabajo que hacer en la gestión de la visión en vivo tanto por visor electrónico como por pantalla. Ahora mismo el “Blackout” es evidente (bloqueo en la visión en directo tras el disparo). Esto es algo que espero Hasselblad solucione pronto, sobre todo viendo los últimos lanzamientos, como la SONY A9, con cero “Blackout”. Para fotógrafos de producto, paisaje u otros similares esto no será un problema, pero si quieres hacer deportes o Street Photo quizá no es lo más cómodo. Lo ideal sería no perder nunca la visión en directo desde el EVF, o que el lapso de tiempo fuera mínimo.

x1d-back-with-shadowComo ya he comentado antes, me parece el sistema de menús más elegante, dinámico y productivo de cualquier cámara. Es tan intuitivo y ágil que realmente no hace falta ni acercarse al manual. Además es de un diseño sencillamente bonito, el que más! Hay que dar la enhorabuena a Hasselblad por la creación de un menú tan sencillo y potente que cualquier persona, en pocos minutos, pueda estar usando la cámara a pleno rendimiento. Basta con tocar los menús de la pantalla LCD que desees ajustar y elegir entre las opciones. La mayoría de los ajustes, como cambiar el ISO, velocidad o seleccionar el punto de enfoque, mediante el uso de la pantalla táctil es más sencillo que a través de los botones y diales, básicamente como la cámara de tu móvil. Aunque se puede controlar también sin usar la pantalla, obviamente requiere de más tiempo y entrenamiento, pero es útil cuando uno quiere trabajar sin apartar el ojo del visor.

Hay que dar la enhorabuena a Hasselblad por la creación de un menú tan sencillo y potente que cualquier persona, en pocos minutos, pueda estar usando la cámara a pleno rendimiento.

Como todas las sin espejo, prescinde de visor óptico y le han colocado un visor electrónico de última generación. He probado varios EVF, de Fuji, Canon, Sony, Olympus… Tengo que admitir que este visor, sin ser el mejor que he probado, se ve muy bien, con gran calidad de imagen y buena velocidad de refresco. Aún con un ligero efecto de arrastre en las altas luces, es un EVF más que suficiente para cualquier desempeño.

Conexión Hasselblad X1D Review

Conectividad y consumo

Es un dispositivo de alto rendimiento, con un interface interno USB-C de gran capacidad de transferencia de datos. Tanto con el USB-C como a través de sus dos puertos de tarjeta SD, la velocidad de transferencia es muy rápida. Esto contrasta con el tiempo que necesita para iniciarse la primera vez, quizá demasiado lenta y que según van mejorando las versiones de firmware, se van aligerando los tiempos de espera. El hardware es muy potente, solo hay que ir puliendo el software. La gran capacidad de procesamiento se nota en el calor que acumula con el uso una caja tan pequeña. Al carecer de elementos mecánicos de ventilación la única opción que tiene la cámara es disipar el calor por el chasis de aluminio. En principio esto no es un problema, aunque sorprende bastante la temperatura que puede alcanzar. Además de la novedosa conectividad vía USB-C, la cámara incluye conexión Wi-Fi y puede ser controlada desde una tablet o un móvil sin problemas. Perfecto para ubicar la cámara en lugares remotos y hacer disparos con ángulos imposibles. También posee una salida HDMI con salida limpia de vídeo en Full HD 422 a 8bits, con la que podemos conectar la cámara a un monitor grabador para hacer video o simplemente monitorizarla. Lástima que no tenga salida en 4K, hubiera dado un uso híbrido a esta cámara muy interesante, dado su tamaño de sensor.

La batería en si es muy buena, ocupa prácticamente el total de la empuñadura, y no es pequeña. Si la comparas con una cámara sin espejo de 35mm o APSC la duración es mucho mayor, aunque si lo comparas con una H6D obviamente no durará tanto. En mi opinión puedes salir a la calle con una batería y tirar fotos durante 3 horas fácilmente, el hecho de consumir más o menos batería viene dado por el uso intensivo del wi-fi, el visor electrónico y de la pantalla con gran luminosidad. Si lo haces a plena luz del día, sería máxima y el consumo muy alto. Si te planteas una sesión en estudio y con la cámara en tethering por USB-C al ordenador, obviamente el consumo sería menor. Lo ideal siempre será tener dos baterías, no creo que te hagan falta más.


Me gusta:

• Diseño
• Sensor SONY de 50Mpx. CMOS
• Rango dinámico de 14 pasos
• ISO amplio (50-25600)
• RAW de 16 bits
• Sistema de AF con 35 puntos de gran cobertura 
• App WiFi de móvil con funciones completas
• Sistema Táctil avanzado muy intuitivo
• Sellada contra polvo y humedad
• Ligereza y construcción de calidad Premium
• Salida video HDMI 422 8 bits
• Doble Slot de tarjeta SD
• Ergonomía, agarre y peso
• Obturador circular de pétalo en las ópticas.

A mejorar:

• Pantalla no abatible
• No tiene JoyStick para mover el punto AF
• No se puede cambiar el tamaño de los puntos AF

• No tiene salida de video 422 en 4K
• Blackout muy largo al disparar
• Velocidad de ráfaga, resulta lenta.
• El AF puede ser más rápido
• Debería calentarse menos


Conclusión.

Hasselblad ha llevado un trayecto algo tortuoso en los últimos años, se ha reiventado a si misma, con errores y muchos aciertos. La reciente participación del gigante chino DJI fue un gran punto de inflexión. Cuando DJI inyecta capital y financia los últimos proyectos avalados por el nuevo CEO, las cosas empiezan a tomar perspectiva de futuro. Hoy con un éxito en ventas asegurado de la X1D y la H6D en camino de finalizar su maduración, pinta mejor. Solo espero que la multinacional China respete el concepto puro de Hasselblad, y quizá en el futuro podamos disfrutar de conceptos como el V1D 4116, solo contemplarla es un lujo. Hasselblad lo miremos por donde lo miremos, sigue rezumando fotografía y elegancia.

Son muy pocas las compañías que se dedican al Medio Formato digital y tienen una base de clientes relativamente pequeña. Mientras que de un modelo como la A7R2 de SONY o la FUJI Xt2, se pueden vender miles de unidades a la semana, de una cámara como la X1D quizá se vendan decenas de unidades. Esto hace que sean productos en desarrollo constante y más aún cuando se inicia una división tan novedosa como cámaras sin espejo dentro del Medio Formato. La X1D siempre será la primera. Sin duda el camino será muy divertido y veremos evoluciones importantes de éste modelo con simples actualizaciones de firmware, lo cual la convierte en un producto vivo con un ciclo de vigencia más alto que las cámaras de 35mm o ASPC.

Dicho esto y perdonando las pocas veces que la cámara mostró algún fallo de software mientras la probaba, he de decir que es un producto que aún estando en proceso de maduración, ya resulta fascinante. Reúne la mayoría de las necesidades de los fotógrafos profesionales y aficionados avanzados; tanto de los que ya estaban trabajando en Medio Formato y quieren aligerar drásticamente sus mochilas, como los que aún no han podido dar el salto al Medio Formato y por su menor precio, ahora podrán asomarse sin miedo a tener que hipotecar la casa. Claro que sin ser barata, el coste de la X1D se aproxima a la mitad de la Hasselblad H6D o la Phase One XF. Pero lo más importante es su pequeño tamaño, su sencillez, la ausencia de complicaciones, lo que permite un acercamiento a la fotografía pura, al igual que todas esas cámaras Hasselblad que hemos disfrutado durante años, te ayuda a concentrarse en la foto y no en la herramienta. Es una cámara que yo veo muy “Todo terreno”, ligera, bien construida, sellada, bonita y con una carga tecnológica imponente, pero sin abrumar. Es la culminación de una gran idea, un concepto que tarde o temprano tenía que llegar, y que el equipo de Hasselblad ha sido el primero en llevar a cabo. Serán muchos quienes sigan sus pasos, con mejor o peor fortuna.

Como todas las cámaras sin espejo resulta más difícil de mantener limpia, ya que la gran superficie del sensor y su estática, junto con la ausencia del elemento espejo deja más expuesto el sensor a las partículas. En modelos como la H6D, de tipo modular, podemos desmontar el respaldo y limpiar de forma directa el sensor, pero en la X1D tenemos el sensor por debajo de la bayoneta. En cualquier caso si mantenemos una rutina de limpieza constante, podemos mantener el sistema muy limpio. Usando una perilla tipo Giottos Rocket, cada vez que cambiamos lente, podemos librarnos de la mayoría de partículas. Mientras las ópticas estén colocadas no hay problema, ya que sellan el hueco de forma prácticamente hermética.

Para terminar, quizá la gran pregunta es si esta cámara formará parte de mi equipo. Creo que lo sabré al 100% cuando pruebe la nueva óptica de 120mm macro, que está apunto de llegar mientras escribo estas líneas y es fundamental para mi trabajo. El precio me sigue echando para atrás, aunque es más asequible, hay mucho que sopesar a la hora de determinar el retorno de una inversión. Pero si, me encantaría tener una en propiedad y disfrutar del medio formato digital todos los días y no solo en sesiones importantes cuando alquilo la H6D o PhaseOne. Lo que si tengo muy claro es que si adquiero una cámara de medio formato, será ésta. El hecho de que la Fuji GXF no obture como una cámara de medio formato, es una limitación demasiado grande, a parte de otras características que me atraen mas de la X1D.

Hasselblad X1S H6D 533 Medium Format Review

 


Esta cámara ya está disponible para su compra. como siempre mi recomendación personal es que adquiráis vuestros equipos en una tienda local y autorizada por el distribuidor oficial, con una factura reglamentaria con IVA. Así, siempre que aparezca un problema, tendréis una solución rápida con vuestra garantía, y el respaldo de una marca con un SAT de muy buen nivel.

Disponible en: Fotografiarte.es

Pruebas realizadas con el siguiente equipamiento: X1D Especificaciones y Página oficial  /  Manual en Español X1D

Si quieres ver nuevas “review” o comparativas como ésta, suscríbete en nuestra página de Facebook y dale a “Me gusta” para estar al corriente de nuevas publicaciones.


Pablo Gil Fotografia publicitaria gastronomica

Pablo Gil  Fotógrafo publicitario y gastronómico, con más de 18 años de experiencia en el sector audiovisual, formado en fotografía con los mejores fotógrafos nacionales en la escuela EFTI de Madrid y en postproducción digital en el N.A.D. de Montreal. Actualmente colaboro desde mi productora audiovisual, Kamándula Producciones (2011), con Revistas, Agencias de publicidad, otras Productoras y Postproductoras del sector, realizando proyectos como Fotógrafo, Director de Fotografía y Supervisor de VFX Digitales. Actualmente imparto Talleres de Fotografía Gastronómica e Iluminación en estudio y con Flash de mano en la Academia Fotografiarte en Majadahonda, Madrid.

Puedes seguirme en redes sociales:         


Agradecimientos:

Mario Arias y Fotografiarte por las facilidades e información y a Félix HueteROBISA, por el material cedido para hacer posible esta entrada.

© 2017 Kamándula Producciones. Pablo Gil 


Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR