Tamron 28-75mm f2.8 Review en Español


Analizamos el primer objetivo zoom de terceros con AF para la montura E de SONY. Su llegada ha sido como una ola, clientes expectantes, ilusionados y con ganas de probar esta óptica de Tamron que promete tantas cosas buenas a un precio muy contenido. Vivimos un momento dulce para este sistema ya que se suma este fabricante para aportar más opciones inspiradoras a los fantásticos cuerpos que está poniendo SONY encima de la mesaLas especificaciones de la óptica se ven muy bien sobre el papel, pero hasta donde rinde realmente esta lente. Os cuento cuales son mis conclusiones.

Expectativas

LENTE Tamron_28_75_Review_ESPDesde que se anunció esta lente, las expectativas han crecido de forma progresiva. Un arranque espectacular de pedidos que ha provocado una falta de stock con pocos precedentes. Lo que lleva a preguntarme ¿Para quien es esta óptica?. Como usuario de Sony, he probado en profundidad 3 ópticas en este mismo rango focal. El SONY 24-105mm f4 G OSS, el SONY 24-70mm f2.8 GM y ahora este nuevo Tamron 28-75mm f2.8 Di III RXD. Hay otras opciones como la lente de kit SONY 28-70mm f3.5-5.6 (muy básica y perfecta para iniciarse, pero que no recomiendo para un uso profesional, o como el 24-70 de SONY/ZEISS f4 que siendo de las primeras opciones avanzadas y con altas peticiones iniciales, es hoy poco demandada. En parte debido a que su rendimiento se ha visto superado y mantiene aún un alto coste. 

Entonces, donde ubicamos esta nueva lente de Tamron… Es una óptica que reúne características de unas y de otras, siendo ligera y delgada como el ZEISS, tan luminosa o casi como lo es el GM de Sony, con una relación calidad precio inmejorable (La puedes comprar en tiendas oficiales por unos 750€, como por ejemplo en FotografiarteTamron 28-75 f2.8), bastante por debajo de los 2200€ del GM… Por lo que pienso que esta lente está recomendada para un perfil de aficionado avanzado o para usos profesionales sin grandes pretensiones ni una alta exigencia óptica; aunque matizo, en buena parte del rango su comportamiento es excelente como veremos.

La distancia focal de entrada con 28 mm es probablemente la clave para entender su pequeño tamaño y su apertura f2.8, sobre todo si lo comparamos con otras opciones similares en el mercado. Los 4mm que pierde en la parte “angular” con respecto a otros Zoom similares se notan y mucho. Así como los que gana en la parte “tele” apenas aportan un acercamiento notable. Esta pérdida o mejor dicho, lo que nos puede afectar realmente depende del uso habitual de cada fotógrafo. Veo esto como una desventaja si esa lente es la única que llevamos a un viaje o a hacer foto de paisaje. En cambio si la combinamos con un 12-24 de SONY, un 14mm de Samyang o con un 18mm de ZEISS Batis (lentes UWA) resulta un “cocktail” perfecto. Si el planteamiento es darle un uso como lente para foto social o de eventos, la distancia focal de 28 mm no creo que sea una limitación en absoluto y nos servirá perfectamente.

Calidad de manejo / construcción

Creo que la palabra que mejor lo define es austero. No quiero con eso decir que sea una lente de aspecto “barato”, además tiene ese nuevo estilo de Tamron, mas suave y minimalista, que está muy en la linea de otras firmas. Pero sin duda es una lente ultra sencilla, sin lujos y en la que se advierte la reducción de costes en algunas partes… empezando por el parasol, que es de material mejorable, por desgracia se evidenciarán muy temprano todos los roces que recibe, es de un plástico de peor calidad que el resto de la lente aunque la verdad encaja muy bien. Quitando este detalle, es una lente que cumple de sobra con lo prometido y ha superado todas las expectativas que se podrían tener sobre ella, pero hay que resaltar que la sobriedad es quizá excesiva. La lente viene perfectamente embalada pero sin ningún accesorio adicional o funda, a excepción del parasol. En general los materiales de la óptica son buenos, aunque el molde de plástico del cuerpo deja ver la junta de unión si te fijas. En cuanto a la calidad general estaría ligeramente por encima del nivel de la lente de kit 28-70 de SONY, lo que nos deja una idea de lente bien ensamblada y con un nivel de sellado suficiente para resolver amenazas de polvo y salpicaduras, incluso lluvia. Una montura metálica que incluye la junta de goma para contribuir al sellado de la cámara en la zona de la bayoneta. Aún con todo esto, la situaremos algo por debajo del nivel de calidad del 24-105 f4 OSS de SONY, con unos acabados y construcción superiores.

Tamron 28_75 Review-ESPAÑOL

En cuanto a los anillos de control, observamos que el anillo de distancia focal tiene un giro de unos 90° de 28 a 75 mm, haciendo que salga de forma moderada el grupo óptico central hacia el exterior, pero sin rotar, lo cual es ideal para montar filtros en su rosca, en este caso de ø67mm. Lo único que puede “chocar” de entrada y a lo que cuesta algo acostumbrarse, es que los anillos de enfoque y cambio de focal están en diferente posición con respecto a lo que estamos acostumbrados. Tenemos el anillo de foco más cerca de nosotros siendo además menos ancho que el de cambio focal, situado al extremo de la lente y con un ancho mayor, lo cual también resulta raro; ya que suele ser el anillo de enfoque el tiene una goma más ancha. En cuanto al control, ambos anillos se sienten muy bien construidos, sin holguras y con una fricción distinta y adecuada. El anillo de variación focal es más duro, para evitar movimientos involuntarios en un cambio de la focal seleccionada, lo cual nos da un control del zoom excelente y sin sorpresas. Por otra parte el anillo de enfoque es suave y contínuo, muy cómodo, incluso siendo tan estrecho se controla perfectamente. Éste no tiene fin, es un anillo de control electrónico y no tiene correspondencia mecánica ni una nomenclatura física que nos indique las distancias a las que estamos enfocando. Debemos mirar en la pantalla de nuestra SONY donde ésta información nos aparece de forma clara cuando usamos el modo manual (MF). En definitiva esta lente no es solo austera, es muy correcta en construcción, muy precisa y bien ensamblada, además es ligera y sencilla de manejar, lo cual puede representar una ventaja sobre el tamaño y el peso de la Sony 24-70mm f2.8 GM. También es menos llamativa, lo cual es perfecto para quien no desea llamar la atención.

esta lente no es solo austera, es muy correcta en construcción, muy precisa y bien ensamblada, además es ligera y sencilla de manejar

Sistema de Enfoque

Enfoque Automático, tiene un enfoque rápido y suficientemente silencioso, aunque en ocasiones puntuales suena ligeramenteEl rendimiento en AF es bueno incluso en situaciones de escasa luz. Sin ser la lente más rápida que hemos probado tiene una velocidad muy competente. Probada tanto en una A7III como en una A7RIII el rendimiento es muy bueno en foto, incluso con situaciones de seguimiento obtenemos una efectividad de más del 90% de fotos a foco en ráfaga. En vídeo el comportamiento es muy suave y de calidad. Tanto para encontrar el foco como para seguirlo es muy buena y no hace apenas ruido. Lo que si observamos es alguna anomalía de poca importancia, como es el hecho de que en transfocos automáticos el tiempo que tarda en iniciar el foco del fondo al primer término es mas lento que si tiene que ir de primer término al fondo, la diferencia es de cerca de un segundo. También se observa que la diferencia entre velocidad de transfoco entre los modos de cámara “rápido, normal y lenta” son excesivo, dejando solo usable el modo “normal” Esto no es un problema en realidad, ya que es una lente especialmente diseñada para fotografía y no para vídeo. Además en video se suele usar más el foco manual asistido en el que desempeña un papel muy bueno.

Enfoque manual, tanto para foto como para vídeo es comparable con los mejores objetivos de Zeiss, por la precisión y por la activación en cámara del zoom, focus peack entre otras asistencias de enfoque. Esta lente, al igual que la mayoría de las lentes modernas nativas para SONY, no tiene una transmisión directa del anillo de enfoque con el desplazamiento del grupo de lentes para enfocar. Lo que hace que si hacemos un movimiento brusco en el anillo de foco se desplace rápidamente todo el grupo óptico al otro extremo en un giro de apenas 20º, en cambio si hacemos un movimiento lento del anillo de foco podemos recorrer hasta 240º para recorrer el mismo espacio. Esto es una ventaja en foto, ya que nos garantiza una agilidad tremenda a la hora de captar objetos lejanos de forma muy rápida, pero en vídeo es una desventaja, ya que no podemos graduar puntos de foco y anotarlos en el mando de foco manual. Si no rotamos a la misma velocidad los puntos de foco o interfoco que hayamos apuntado no estarán en los mismos lugares. Esto complica mucho el trabajo de un foquista en caso de grabaciones de ficción. En el caso de grabaciones menos exigentes o en cámara libre no es tanto problema ya que cazaremos el foco mediante ayudas sin problemas.

Rendimiento óptico

Es una lente que tiene un rendimiento óptico muy bueno, casi excelente en la zona angular, y que pierde calidad desde la zona media, sobre los 60mm, hasta el extremo mas tele. En este extremo cae la nitidez y las aberraciones toman mayor presencia. En general es una lente muy correcta en f2.8 pero toma su máxima calidad a partir de f5.6 donde tiene su zona dulce, hasta un f11 donde de nuevo cae el rendimiento. En términos generales hablamos de una lente muy buena, salvo en los 75mm donde quizá decepciona un poco, ya que le cuesta mucho conseguir la nitidez que ofrece en el resto de rangos focales, incluso en el centro. Ahora lo vemos más en detalle.

Tamron_Vineteo 28-75mm review españolEl Viñeteo. En el extremo angular, el viñeteado es muy fuerte sobre 3 puntos de diferencia en f2.8, que se reducen a punto y medio en f8. Este mismo comportamiento lo podemos ver al otro extremo de la lente en la parte Tele con algo más de 3 pasos de diferencia entre centro y esquinas en f2.8 y se reducen a un punto en f8. En general y para la mayoría de las disciplinas esto no es un problema, a veces es incluso un efecto buscado, sobre todo en blanco y negro, pero es cierto que en caso de no desearlo tiene una presencia muy evidente. Es algo típico de lentes como esta y en este rango de precios. Vemos por ejemplo como el 24-105 tiene un comportamiento similar de viñeteo acusado, algo que la versión 24-70 f2.8 GM de Sony salva con bastante mejor soltura.

La Nitidez. Tal como comentábamos esta lente tiene un rendimiento central del grupo óptico que es siempre muy bueno incluso excelente, salvo en el rango cercano a los 75mm donde se degrada. Lo mismo ocurre en la zona media de la imagen en la máxima apertura. En las esquinas el rendimiento solo es excelente en la zona angular de los 28 mm, ya que se deteriora en las otras distancias focales. Mirando en detalle , los extremos exteriores acusan la falta de nitidez  y encuentran su mejor resultado a una apertura de f11, pero esto sumado al gran viñeteo para algún tipo de foto podría ser un problema. Pero para la mayoría, lo mejor es que toda la zona media y el centro, o lo que viene siendo el 85% del cuadro, son muy buenos, por lo que esto no será un gran problema para la mayoría de los fotógrafos, como decíamos solo en los trabajos más exigentes se necesitará una lente con más prestaciones. Cabe destacar que los resultados son incluso mejores de los esperado, dado el bajo precio de esta óptica y la gran luminosidad que ofrece.

Construccion-Tamron-FE-28-75mm-F2-8-Di-III-RXD-MTF

Enfocando a infinito.

28 mm:

f2.8: Muy buena nitidez en el centro y la zona media, esquinas menos nítidas.
f4: Centro y zona media excelentes, las esquinas son mejores ahora.
f8: Zona centro y media excelentes, las esquinas son muy buenas.

35 mm:

f2.8: Muy buena nitidez en centro y zona media, esquinas menos nítidas que en 28mm.
f4: Centro y zona media excelentes, las esquinas mejoran ligeramente.
f8: Esquinas aún mejores, pero no alcanzan la nitidez que en 28mm.

50 mm:

f2.8: Muy buena nitidez en el centro y la zona media, las esquinas siguen suaves.
f4: Centro y zona media excelentes, las esquinas mejores aquí.
f11: Muy nítido todo el cuadro, excepto el borde más extremo con poca nitidez

75 mm:

f2.8: Buena nitidez en centro y zona media. Esquinas pobres, aberraciones esféricas.
f4: El centro y zona media correctos, esquinas menos suaves, aunque peores que en el resto
f11: Nítido todo el cuadro, excepto el borde más exterior.

Enfoque cercano

Sorprende las buenas capacidades de esta lente para el enfoque en distancias cortas. Esta lente tiene una magnificación de 1:2,9 en 28 mm y de 1:4 en los 75 mm. Las distancias mínimas de enfoque son apenas de 0,19m en 28mm y de 0,39m de 75mm, lo cual nos da una idea de lo cerca que podemos trabajar, con parámetros cercanos a los de lentes macro. Esto es muy bueno pero en ocasiones podemos tropezar con el parasol y el objeto que estamos enfocando, incluso podemos llegar a hacer sombras inesperadas. Es bueno considerar quitar el parasol en algunos trabajos con enfoques muy cercanos en la posición más angular. Estos números son un argumento más que apoya la gran versatilidad de este cristal.  Como punto no tan positivo observamos una gran distorsión de curvatura, por lo que el área nítida se reduce especialmente en f2.8, donde surgen algunas aberraciones cromáticas fundamentalmente en las esquinas. Es algo que debemos tener en cuenta según el tipo de foto que vayamos a hacer. Como punto positivo la nitidez en el área enfocada es muy buena y ofrece una sensación de mucha calidad, Esto hará las delicias de los usuarios de cuerpos APSC, donde casi todas las debilidades de esta lente quedarán fuera del sensor.

Nitidez-Tamron-28-75-Review-Esp

Focal 28mm – Apertura f2.8

En la zona angular, abierto al máximo. el área nítida es bastante pequeña, siendo en f5.6 mayor y mucho más nítida, un comportamiento que va en la misma línea que cuando enfocamos a infinito. En la zona más tele al abrir al máximo vemos una pérdida de contraste, seguro que por las aberraciones esféricas, algo que también va en la linea con lo observado en un enfoque a infinito. La nitidez es correcta, pero para mi gusto muy suave. Lo idea sería no abrir tanto al trabajar en tele, según mi experiencia de este mes de uso con la óptica, trabajo muy cómodo en f2.8-f4 en la zona de 28mm y en f4 a f5.6 en la zona de 55mm a 75mm. Como es natural las imágenes obtenidas a f2.8 en cualquier valor focal son correctas y muy usables.

Desenfoque, El Bokeh

El Bokeh es algo muy subjetivo. Yo prefiero siempre un desenfoque suave y limpio, con los círculos bien marcados y limpios sin aplanamientos ni estrechamientos, con una estructura homogénea. Las Lentes GM de Sony como el 85mm f1.4 o el 24-70mm f2.8 GM son un buen ejemplo de eso, Se consigue el aislamiento del personaje preservando el orden y formato en todo el fondo. Otras lentes como el SONY 85mm f1.8 consigue desenfoques muy orgánicos pero muy caóticos, con una estructura que en detalle se ve menos estética, pero sigue siendo funcional. El Tamron, juega a desenfocar de formas diversas en función de su posición y rango focal, dando un poco de ambos mundos.

Tras casi un mes con esta óptica, usándola en múltiples situaciones, no resulta fácil transmitir todo lo que he visto. El caso es que a priori es una lente con un desenfoque bonito, a la mayoría le va a encantar, pero si eres de los “exigentes” y profundizas, verás que es capaz de proyectar muchas de las variedades de desenfoques, tanto buenos como malos que existen. Diría que posee un desenfoque complejo, en general es muy suave y agradable, sobre todo cuando enfocamos a distancias cortas y perdemos el fondo. También es más bonito en la zona angular, por lo que esta combinación nos dará unos resultados excelentes, cremosos, ordenados y orgánicos; por ejemplo, enfocando en gran angular una hoja desde muy cerca y dejando el fondo extremadamente desenfocando (foto de arriba). Hasta aquí lo más evidente y sencillo, porque observaremos que según la distancia a la que enfoquemos y la distancia focal que usemos surgirán algunos efectos y artefactos. Gracias a sus 9 cuchillas de apertura de forma redondeada, los círculos de desenfoque son casi perfectos, desde el centro hasta casi los bordes y desde f2.8 hasta f8. Es posible encontrar en las distancias medias y largas perlas con aros concéntricos (ya en f8), incluso trazos brillantes o fogonazos, nada preocupante y dentro de lo normal.

Bokeh-tamron-28-75-review

Focal 75mm – Apertura f2.8

Pero cuando nos vamos al rango focal de los 75mm los trazos se vuelven mas contrastados, mientras la imagen a foco, más suave de lo deseado, pierde contraste. Los efectos de perlas concéntricas ya casi no se ven y el bokeh se debate entre algo interesante y algo desordenado, según los fondos incluso distorsionado. Los círculos de altas luces se pueden ver recortados en las esquinas, dejando un sabor agridulce (Ver los recortes en la foto de la farola). Esta sensación de que es bonito pero si te fijas ya no lo es tanto. Todo esto se ve acentuado si trabajamos con fondos con objetos brillantes o iluminados con bombillas, las típicas escenas nocturnas, donde sus puntos de luz desenfocados aparecerán con distorsiones muy evidentes, pasando de lo sutil a algo muy presente. Es honesto decirlo, siendo consciente que al 99% de la gente esto le dará igual, pero si comparamos una imagen de esta óptica con el SONY GM 85mm f1.4 a f2.8 (Aprox. 1900€) y en valores similares, vemos lo diferente del desenfoque en estos parámetros, que puede resultar algo decepcionante para un profesional muy exigente. Si trabajamos a la clásica distancia de retrato, la cosa es similar. El fondo adquiere de nuevo un gran contraste y se ven estructuras complicadas en los desenfoques con distorsiones que se mezclan en un trazado algo caótico. Me recuerda más en estos términos al bokeh del 85mm f1.8 de SONY, al que por cierto tampoco le faltan seguidores y admiradores.

En cualquier caso, no podemos decir que el Bokeh de esta lente sea feo ni de mala calidad, ni mucho menos; es diferente y variado, en algunos valores es muy bueno, excelente diría yo, pero en otros es quizá desordenado. Como esto depende mucho de los gustos personales, es conveniente que esto lo juzguéis por vosotros mismos y no tanto por mis gustos.

…es un objetivo sin complicaciones, brillante y manejable. Obtiene resultados nítidos y vibrantes. Cubre a la perfección trabajos de eventos profesionales, celebraciones y foto social de presupuestos medios y ajustados…

Flare, destellos y Aberraciones cromáticas

Otro factor subjetivo, o al menos en parte, del que os voy a comentar mi punto de vista. Me ha dejado gratamente sorprendido en este aspecto. Se pueden destacar varias cosas, una es que podemos ver destellos potentes y bonitos en cualquiera de las distancias focales y éstos pueden ser muy variados, como siempre a mayor número f mayor densidad de puntas, con una tendencia a hacer pares en f16. Por otro lado el flare puede ser crítico cuando la lente apunta directamente al sol en las últimas horas del día (luces rasantes a cámara), sin embargo es mucho menos crítico cuando el sol está fuera del encuadre o simplemente en las horas centrales del día. En términos de artefactos como imágenes fantasma se comporta como la mayoría de lentes zoom, hay que tener cierto cuidado porque podemos encontrar efectos no deseados según nos posicionemos, un poco como en todas las ópticas zoom. Como siempre en estos casos se recomienda jugar con la posición de la fuente de luz o de la cámara, dentro de lo posible, y esto puede ayudar mucho a reducir los pocos artefactos luminosos que genera esta lente.

En cuanto a las aberraciones cromáticas es fantástica. Tiene un control muy bueno de las aberraciones en todos los rangos, quizá padece un poco de esferocromatismo en la zona de los 50mm, pero muy leve, anecdótico. Está claro que el perfil de corrección de lente es muy bueno, tanto en lateral como en longitudinal, y nos da unos RAW limpios de halos púrpuras. Muy buen trabajo aqui Tamron.


Me gusta:

• Peso y ergonomía, la mejor posible
• Nitidez optimizada para sensores HR y 4K
• Compatibilidad completa con Sony E-mount
• Precio, inmejorable.
• Garantía del fabricante extendida (5 años)
• Rendimiento óptico excelente en el centro
• Bokeh muy bueno a distancias cortas en rango angular
• Sellado y junta de goma en bayoneta
• Excelente reproducción de color
• Distancia minima de enfoque

A mejorar:

• Viñeteo muy fuerte en f2.8
• Construcción del parasol. Se nota plasticoso
• Rendimiento óptico en las esquinas a f2.8 y f4
• Bokeh con el foco en infinito en 75mm
• Anillos de focal y AF posición cambiada
• Ausencia de un Botón SONY configurable
• Selector MF/AF ausente


Conclusión

Primera incursión de Tamron en las sin espejo FullFrame, que ha creado un gran revuelo con unas especificaciones muy potentes. Tanto que la duda ahora de muchos fotógrafos es si adquieren ésta lente o una de las otras posibles opciones. Son muchos fotógrafos los que me preguntan cual es la mejor lente posible para ellos, y la respuesta es muy variada, tanto por el tipo de fotografía que hagan, como si lo que más se hace es vídeo o foto. Para mi si te dedicas a eventos esta es una lente perfecta, con un AF rápido y una calidad alta de imagen ese f2.8 va a marcar la diferencia. Si lo que más haces es vídeo, creo que es más versátil el 24-105 de SONY G OSS, por dos razones fundamentales, es más nítido en la zona tele, llega hasta 105mm y sobre todo porque está estabilizado y en vídeo usar f2.8 es mas residual mientras que la apertura f4 es más frecuente. El problema viene si haces las dos cosas, en tal caso, creo que conviene que probéis ambas y cada cual tome su propia decisión. 

No debemos cometer el error de compararlo con el SONY 24-70 f2.8 GM, ya que esta lente está dirigida a un cliente totalmente diferente. El GM es un objetivo para el profesional más exigente, con una increíble calidad de construcción y un rendimiento mucho mayor, más homogéneo y completo, pero también con mayor peso, tamaño y casi triplica el precio del Tamron. Antes de su lanzamiento, se afirmó que la nueva lente de Tamron, rivalizaría con la lente GM de SONY. Sinceramente creo que no es rival en absoluto. Por descontado que ambas lentes se pueden usar exactamente para lo mismo, pero no son lentes que estén en la misma categoría.

El rendimiento óptico del Tamron está muy en la línea de lo que esperaba, aunque hemos visto un alto viñeteo y una escasa nitidez en las esquinas extremas, bastante marcadas en los 75mm, es importante saber que la zona “floja” no ocupa más de un 10-15% del cuadro, el resto se siente con mucha calidad, sobre todo en los 28mm donde es realmente excelente. Por otra parte y supongo que por su diseño tan novedoso es una lente con características casi MACRO, por lo que para trabajos fotográficos documentales puede ser muy buen compañero, en la foto gastronómica editorial, u orientada a publicaciones o bloggers será una lente simplemente perfecta. Podemos jugar mucho con su bokeh, el cual es muy variado, según la distancia, cuanto más cerca esté el foco, mejor será el bokeh. Y lo que es de agradecer una lente libre de aberraciones cromáticas evidentes. Todo esto la hace ideal para foto rápida que no necesite demasiada edición.

Poco más que añadir, es un objetivo sin complicaciones, brillante y manejable. Obtiene resultados nítidos y vibrantes. Cubre a la perfección trabajos de eventos profesionales, celebraciones y foto social de presupuestos medios y ajustados. Y por supuesto es perfecto para el aficionado avanzado y su día a día, pero lo que más gusta es sin duda su precio, y es que con este dato las dudas para muchos se disipan y me atrevo a decir que es la lente Zoom de su categoría con mejor relación calidad/precio. Esperaremos este otoño, quizá en Photokina, próximos lanzamientos de la marca en el rango de los 70-200. El mundo para SONY FE se ha puesto de lo más interesante.

Por supuesto esto es una opinión personal e independiente, carente de patrocinios, si consideras que es un contenido de calidad y útil, te pido por favor que lo compartas en tus redes sociales. Espero tus comentarios y cualquier duda que surja la trataré de resolver por estos medios.


Especificaciones: 28-75mm f2.8 Di III RDX 

Rango focal: 28-75mm
Apertura máxima f2.8, mínima f22
Diámetro: 73 mm
Diámetro del filtro: 67 mm
Campo de visión: 75 ° a 32 ° (en diagonal)
Longitud: 117.8 mm
Peso: 550 g
Número de palas de apertura: 9 (redondeadas)
15 Elementos / 12 Grupos
Distancia mínima de enfoque 0,.19m (28mm), 0,39m (75mm)
Ampliación máxima: 1: 2.9 (28mm), 1: 4 (75mm)
Montura: Sony FE Nativo con todas la funcionalidades


Pruebas realizadas con el siguiente equipamiento:
Cámaras:  SONY A7III – SONY A7RIII
Todas las pruebas se han realizado por Kamándula Prod. S.L. – Agradezco personalmente la implicación del equipo de ROBISA siempre dispuestos a dejarnos material para nuestras pruebas.
Sistema de Flashes y disparador: Profoto B1X + Sistema completo de accesorios OCF de Profoto.

Si quieres ver nuevas “review” o comparativas como ésta, suscríbete en nuestra página de Facebook y dale a “Me gusta” para estar al corriente de nuevas publicaciones.


Pablo Gil Fotografia publicitaria gastronomica

Pablo Gil  Fotógrafo especializado en publicidad, foto gastronómica, producto y retrato, suma más de 20 años de experiencia en el sector audiovisual. Fue formado por algunos de los mejores fotógrafos nacionales en el Centro Internacional de Fotografía y Cine EFTI de Madrid y en el N.A.D. de Montreal. Actualmente dirige su propia productora audiovisual Kamándula Producciones, desde la que colabora con diferentes Agencias y Casas de Postproducción del sector, desarrollando proyectos como Fotógrafo y Director de Fotografía (DoP) en publicidad para TV y VideoNET. En sus trabajos más recientes cuenta con clientes como: EL País, Diario Deportivo As, LVR Magazine, Naturhouse, Drink6, Baviera Clinic, AVON Cosmetics, Zeiss España, STIHL, Viking, T-Sir Clothing, Sybarite Fashion, Ferrovial Group, Reparalia, Mediterránea Group, ADIF, RENFE, Inditex Group, Sojasun, Vrai, Comunidad de Madrid, Deliveroo Internacional, Seguros Santa Lucía, IRIS, Exilor Lens, MyRia, Rastreator, Sanitas, Banco Santander, Bodegas Tagonius, Bodegas Pérez Pascuas, Bodegas Izadi, Grupo DIA, Auchan España (Alcampo), Así como la colaboración en editoriales gastronómicos y revistas especializadas de los más reconocidos Chefs con estrella Michelín del País.


© 2018 Kamándula Producciones. Pablo Gil 


Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies